91 542 2800  Contactar arrow 02

ico intranet 

Más de 200 alumnos han pasado por los talleres de enseñanza de español para inmigrantes y refugiados 

taller4x4

Los alumnos de la universidad tienen la oportunidad de formarse para enseñar español a personas inmigrantes y refugiadas, gracias al programa que, desde hace diez años, organizan Comillas Solidaria, el Instituto de Idiomas Modernos y la asociación ASLIM. En este tiempo, más de 200 estudiantes han pasado por estos talleres, que se imparten en los campus de Alberto Aguilera y Cantoblanco. 

Además, desde el año pasado, esta experiencia de aprendizaje-servicio está ligada a un proyecto de voluntariado vinculado a la campaña de Hospitalidad del Servicio Jesuita a Migrantes, y ha recibido una mención en la última edición de los Premios Aristos Campus Mundus, en la categoría “buenas prácticas en el compromiso social universitario”.


Palabras y afectividad
El primer objetivo era que los estudiantes interesados en colaborar como apoyo a otros profesores de español para inmigrantes tuvieran las bases necesarias para hacerlo. Hace tres años el proyecto avanzó y, además de la formación, los alumnos pueden dar clases en Pueblos Unidos. “Se convirtieron en verdaderos protagonistas, ahora son ellos como profesores-colaboradores los que dan las clases siempre autorizados por mí que podríamos decir que soy su formadora y tutora durante todo el curso”, explica Cristina Fernández, profesora de Comillas y fundadora de ASLIM. 

“Todos podemos ser transmisores de nuestra propia lengua, sobre todo si haces de la afectividad el recurso fundamental para las clases. Los estudiantes de Comillas se sienten parte activa en lo que significa la integración de tantas personas migrantes que tienen mucho que decirnos y necesitan el español para poder hacerlo”, explica Fernández. “Se forman con mucha ilusión y realizan las clases del mismo modo. Nunca se sienten solos, en todo momento están guiados; pero la espontaneidad no está reñida con la profesionalidad y, debido al gran número de recursos que aprenden a utilizar, hacen de las clases un espacio de afecto y solidaridad y consiguen, con el aprendizaje cooperativo, convertir a un grupo en un equipo de personas que no solo enseñan o aprenden español, sino que lo viven juntos como lengua de convivencia”, asegura. 

Si estás interesado, los talleres del curso 2018-19 comienzan el viernes 5 de octubre.

 

 

ab

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información acerca de la configuración y el uso de cookies visite nuestra Política de Cookies.