91 542 2800  Contactar arrow 02

ico intranet 

Nuestros Campus

Alberto Aguilera, 21

Situación

c/ Alberto Aguilera, 21
28015 Madrid
Tfno.: 91 542 28 00 Telefax: 91 559 65 69
Ver mapa en Google Maps

Transporte

Metro: Argüelles, San Bernardo, Ventura Rodríguez
Autobuses (emt): Líneas 1, 2, 21, 44, 74, 133, C

subir ^

Sede Central Alberto Aguilera, 23

Situación

Fachada Sede ICADE

c/ Alberto Aguilera, 23
28015 Madrid
Tfno.: 91 542 28 00 Telefax: 91 559 65 69
Ver mapa en Google Maps

Transporte

Metro: Argüelles, San Bernardo, Ventura Rodríguez
Autobuses (emt): Líneas 1, 2, 21, 44, 74, 133, C

ACCESIBILIDAD
  • Rampa de acceso al edificio
  • Baños adaptados en primera planta
  • Acceso por ascensor especial a cafetería, gimnasio, fisioterapeuta...

Centros docentes

subir ^

Alberto Aguilera, 25

Situación

Fachada Sede ICAI

c/ Alberto Aguilera, 25
28015 Madrid
Tfno.: 91 542 28 00 Telefax: 91 559 65 69
Ver mapa en Google Maps

Transporte

Metro: Argüelles, San Bernardo, Ventura Rodríguez
Autobuses (emt): Líneas 1, 2, 21, 44, 74, 133, C

ACCESIBILIDAD
  • Accesibilidad al edificio por Alberto Aguilera, 25
  • Baños adaptados
  • Acceso a servicios: Reprografía, biblioteca, laboratorios, aulas, etc

Centros docentes

subir ^

Santa Cruz de Marcenado, 26

Situación

C/ Santa Cruz de Marcenado, 26
28015 Madrid
Tfno.: 91 542 28 00 Telefax: 91 559 65 69
Ver mapa en Google Maps

Transporte

Metro: Argüelles, San Bernardo, Ventura Rodríguez
Autobuses (emt): Líneas 1, 2, 21, 44, 74, 133, C

Centros docentes

subir ^

Francisco de Ricci, 3

C/ Francisco de Ricci, 3
28015 Madrid
Tfno.: 91 542 28 00 Telefax: 91 540 62 89
Ver mapa en Google Maps

Transporte

Metro: Argüelles, San Bernardo, Ventura Rodríguez
Autobuses (emt): Líneas 1, 2, 21, 44, 74, 133, C

Centros docentes

subir ^

Rey Francisco, 4

Situación

Fachada Sede Postgrado

c/ Rey Francisco, 4
28008 Madrid
Tfno.: 91 559 20 00 Telefax: 91 542 34 53
Ver mapa en Google Maps

Transporte

Metro: Argüelles, San Bernardo, Ventura Rodríguez
Autobuses (emt): Líneas 1, 2, 21, 44, 74, 133, C

ACCESIBILIDAD
  • Salvaescaleras de acceso al edificio

Centros docentes

subir ^

Cantoblanco

Situación

Fachada Sede Cantoblanco

C/ Universidad de Comillas, 3-5
28049 Madrid
Tfno.: 91 734 39 50 Telefax: 91 734 45 70
Ver mapa en Google Maps

Transporte

Tren de cercanias: Universidad P. Comillas
Autobuses: Líneas 827, 827A, 828, 714

ACCESIBILIDAD
  • Rampa de acceso al edificio
  • Plaza de aparcamiento reservado
  • Baños adaptados en el edificio de aulas
  • Rampa de acceso a las aulas
  • Salva-escaleras para el acceso a aulas de informática

Centros docentes

subir ^

Escuela Universitaria de Enfermería y Fisioterapia "San Juan de Dios"

Situación

Fachada Sede Ciempozuelos

Avda. San Juan de Dios, 1
28350 Ciempozuelos (Madrid)
Tfno.: 91 893 37 69 Telefax: 91 893 02 75
Ver mapa en Google Maps

Transporte

Tren de cercanias: Ciempozuelos
Autobuses: Líneas 410, 426

Centros docentes

subir ^

 

Fundación Universitaria Comillas-ICAI Patronos. D. Ignacio Bayón Mariné. Presidente P. Francisco José Ruiz Pérez, S.J. Vicepresidente D. Fernando Abril-Martorell Hernández. D. Javier Benjumea Llorente. Dña. Eva Castillo Sanz. D. Carlos Espinosa de los Monteros Bernaldo de Quirós. Dña. Carmen Fernández Rozado. P. Salvador Galán Herráez, S.J. D. Gonzalo Hinojosa Fernández de Angulo D. Pablo Isla Alvarez de Tejera. P. Julio Luis Martínez Martínez, S.J. D. Rafael Miranda Robredo. D. Luis Javier Navarro Vigil. D. Lucas Mª de Oriol López-Montenegro. D. Ignacio Osborne Cologán. D. Antonio Pau Pedrón. P. Guillermo Rodríguez-Izquierdo Gavala, S.J. D. Angel Ron Güimil. D. Ignacio Sánchez Galán. Secretaria General Dª Maravillas Araluce Martínez de Azagra Secretaría de la Fundación Universitaria Comillas - ICAI C/ Alberto Aguilera, 23. 28015 Madrid Tel.: 91 542 28 00 Ext. 2859 Fax: 91 559 65 69 email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. document.getElementById('cloak568fbf9028cd61b22414204708afb44e').innerHTML = ''; var prefix = 'ma' + 'il' + 'to'; var path = 'hr' + 'ef' + '='; var addy568fbf9028cd61b22414204708afb44e = 'fundacion' + '@'; addy568fbf9028cd61b22414204708afb44e = addy568fbf9028cd61b22414204708afb44e + 'rec' + '.' + 'upcomillas' + '.' + 'es'; var addy_text568fbf9028cd61b22414204708afb44e = 'fundacion' + '@' + 'rec' + '.' + 'upcomillas' + '.' + 'es';document.getElementById('cloak568fbf9028cd61b22414204708afb44e').innerHTML += ''+addy_text568fbf9028cd61b22414204708afb44e+'<\/a>';

 







2º Ciclo de diálogo - Por la regeneración de la vida pública en España

Una vez ­finalizado el I Ciclo de diálogo: “Haciendo juntos universidad” a lo largo del cual hemos contado con la intervención de destacadas personalidades de la Compañía de Jesús y la Universidad ponemos en marcha el II Ciclo de diálogo: “Por la regeneración democrática de la vida pública en España” con el interés de profundizar en la declaración conjunta que UNIJES (Federación de los centros universitarios jesuitas) hizo pública a mediados de 2013 y en la que se reflexionaba sobre la necesaria y urgente regeneración de nuestra vida política “ante una situación social y política que preocupa profundamente a una parte importante de la ciudadanía, en un momento que requiere de la política actitudes honestas, actuaciones decididas y compromisos duraderos.



Existen varias maneras de colaborar con nuestra Universidad, y agradecemos de antemano la ayuda que recibimos cada día de numerosas empresas, asociaciones, fundaciones, instituciones públicas y personas individuales. Estamos abiertos a considerar cualquier propuesta de colaboración que beneficia a nuestra comunidad universitaria.

Las formas de colaboración que os proponemos y que son más habituales son las siguientes:

Ideario.

Contenido de ideario...pendiente

Nuestra misión universitaria

CAF

Tras cien años de experiencias universitarias, COMILLAS siente la aguda conciencia del cambio experimentado en todos los ámbitos desde su fundación. La Universidad española ha pasado de la formación de minorías a una misión social más universal. La Iglesia ha dejado el amparo de la confesionalidad del Estado y ha vivido la fecunda apertura del Concilio Vaticano II. La sociedad española se ha europeizado y universalizado.

El reflejo de estos profundos cambios en COMILLAS se ha traducido en el traslado de la Universidad a Madrid, en una gran ampliación de sus ámbitos de enseñanza (Ciencias humanísticas y Ciencias técnicas además de las Ciencias eclesiásticas), y en un continuo esfuerzo de actualización dentro del normal proceso permanente. En el marco de esa actualización, de la creciente pluralidad de la oferta universitaria española y de las nuevas exigencias de la sociedad y de la Iglesia, se inscribe nuestra propia misión universitaria.

Al tratar de definirla somos conscientes, sin embargo, de la permanente distancia que siempre existe entre todo ideal y la realidad humana.

Ante todo universidad

COMILLAS asume la definición de Universidad de la "Carta Magna de las Universidades Europeas", suscrita en Bolonia en 1988: ".. . una comunidad académica que, de modo riguroso y crítico, contribuye a la tutela y desarrollo de la dignidad humana y de la herencia cultural mediante la investigación, la enseñanza y los diversos servicios ofrecidos a las comunidades locales, nacionales e internacionales".


Cultivamos la Ciencia y la transmitimos

  • Mediante el cultivo creciente y compartido de la investigación en todas la especialidades ofrecidas, como base y progreso de todo conocimiento trasmitido y de toda respuesta desde la Universidad, a los problemas planteados. Porque sin investigación no se puede hablar de Universidad.
  • Mediante la docencia de los tres ciclos existentes en la enseñanza universitaria y la formación complementaria y permanente impartida en Institutos y Cursos de especialización.
  • Mediante la adaptación progresiva de las carreras y programas a las necesidades y demandas profesionales de la sociedad española, para que los años universitarios dispongan a adaptarse a las perspectivas de empleo y preparen a poder contribuir eficazmente a la sociedad con una buena preparación profesional.
  • Especialmente, por compromiso fundacional de la Universidad, mediante la contribución a la formación eclesiástica superior de aspirantes al sacerdocio y de agentes de pastoral, creando estructuras de diálogo para que las disciplinas teológicas tengan su lugar reconocido en el universo del saber y el mensaje de la fe se transmita en forma adecuada a las estructuras de la comunidad académica actual.

Pero no basta la Ciencia. Buscamos la plena realidad del hombre y del mundo

Frente a la creciente atomización de los conocimientos, cada vez más dispersos en nuevas ramas de la Ciencia y especializaciones, COMILLAS aspira: a la aproximación sistemática a la realidad en toda su complejidad; a la metodología interdisciplinar en la investigación y el ejercicio práctico de la docencia, y en el planteamiento y búsqueda de solución a los problemas del hombre y de la sociedad.


Hay que ser persona

Quisiéramos que cada persona alcance en el ambiente universitario una formación integral: formación no sólo de la mente, sino también de voluntad, de sensibilidad humana, ética y estética; formación en capacidad de reflexión y responsabilidad. En suma, que COMILLAS contribuya al asentamiento y plenitud del propio desarrollo.

Los valores son precisamente aquello que el hombre estima, por lo que está dispuesto a sacrificarse. Aportan significado a la existencia. Convencen a la mente, afectan al corazón, guían la acción. Ninguna formación del ser humano puede permitirse el lujo de prescindir de unos u otros valores.

COMILLAS seleccionará y promocionará, dentro de su carácter propio pero siempre en libertad, los valores personales y sociales que entiende como fundamentales en una sociedad, especialmente cuando es fragmentada e injusta: respeto mutuo, diálogo interpersonal, libertad responsable, búsqueda de la justicia y de la paz, profesionalidad cuantificada, disponibilidad, servicio a los demás, solidaridad con los más necesitados, sentido crítico equilibrado y permanente.


Insistencia en el sentido crítico

La base sólida del sentido crítico exige la ciencia, la búsqueda interdisciplinar de la verdad, la asimilación de los valores fundamentales y un profundo conocimiento de la realidad social. Sólo estos cimientos garantizan un sentido crítico realmente humano, global y un ejercicio equilibrado del mismo. El sentido crítico que se desarrolla debe servir para discernir cualquier manifestación humana.

COMILLAS sólo puede formar el sentido crítico de sus alumnos si ella, como institución, también lo posee. Por consiguiente, la Universidad entiende como deber propio la práctica de la autocrítica mediante el debate interno y el análisis crítico de las situaciones sociales y culturales en las que vive inmersa.


Dimensión local, nacional e internacional

Toda Universidad tiene hoy una misión de servicio en esas tres dimensiones, que no puede realizarse sin las permanentes relaciones de conocimiento e intercambio en todos estos ámbitos.

COMILLAS procurará continuamente: un diálogo amplio y abierto con el mundo académico, cultural, científico y socioeconómico de Madrid y de toda España; una atención permanente al desarrollo sociocultural del mundo, particularmente de Europa y Latinoamérica, y una conexión internacional sistemática con las Universidades y organizaciones universitarias.


Aspiración a la calidad

Ninguna de las tareas y aspectos incluidos como necesarios para configurar una auténtica Universidad supondrá un verdadero servicio a la sociedad si no alcanza una calidad intrínseca garantizada por el refrendo de la estima social de COMILLAS. La Universidad intenta conseguir la calidad como rasgo distintivo propio, precisamente en un momento histórico en el que tantas veces la calidad se proclama retóricamente y se desmorona colectivamente.

Nuestra universidad es católica

COMILLAS es una Universidad erigida por la Santa Sede, cuya dirección ha sido encomendada a la Compañía de Jesús. Esta realidad es esencial a nuestra misión y le confiere un perfil específico.


El hombre, centro del mundo. Jesucrito, centro del hombre

No puede haber formación universitaria que llegue a ser integral y fundamente auténticos valores, si no está presidida por una determinada concepción del hombre. COMILLAS asume, con todas sus consecuencias, la concepción cristiana. Es decir: adoptamos el Evangelio en todas sus dimensiones, juntamente con la inserción en la Iglesia como comunidad básica.


Respuesta cristiana a las preguntas fundamentales

El hombre es un ser personal que se cuestiona a sí mismo y al mundo. Se pregunta por el último fundamento de su origen, por el sentido de su vida y del mundo que le rodea, por la historia que le precede, por el destino que se le esconde tras la muerte. ¿Qué sentido tiene la vida humana, su propia vida? Ante estas cuestiones la Universidad ofrece una respuesta cristiana desde el mensaje de Jesús de Nazaret. Con él aspiramos a la mejor comprensión posible del misterio que inevitablemente acompaña nuestra existencia. COMILLAS intenta alcanzar tan altos objetivos mediante el cultivo específico de las ciencias teológicas y filosóficas, y del humanismo que debe estar presente.


En ámbito de libertad

COMILLAS hace esta propuesta de sentido, pero no la impone. Porque asume la libertad religiosa y la respeta dentro y fuera de la Universidad, y porque la confesionalidad católica de la Universidad tiene como raíz la libertad de la fe. Cultivará siempre en profundidad la auténtica libertad humana.

Repercusiones en la vida universitaria

La opción por la visión cristiana de la vida, del hombre y de la sociedad aporta inevitables matices enriquecedores:

  • La búsqueda de la verdad aspira a llegar a la suma Verdad de Dios. Esta búsqueda tiene que estar en el trasfondo de la docencia y la investigación, no para deformar la ciencia sino para encontrar el necesario punto de convergencia de la ciencia y la fe en la Verdad. De ahí, entre otras realizaciones y recursos, el empeño por una gran biblioteca, instrumento y símbolo a la vez, de ciencias religiosas y humanas.
  • El diálogo entre la fe y la cultura debe ser habitual. No son mundos sin relación. Su encuentro se produce continuamente en el interior del hombre, que busca la armonía y la síntesis en la unidad de su propio ser.
  • La primacía de los valores humanos se manifestará en la selección y enfoque de las carreras y cursos que se impartan.
  • Los profesionales que se forman en COMILLAS deberían escuchar continuamente la llamada a ser hombres y mujeres para los demás. Más allá de la obtención de un título, hay que centrar primordialmente el interés en la promoción de la justicia y en el servicio fraterno y efectivo a la persona, sobre todo a los más necesitados.
  • La autonomía universitaria será siempre respetada, pero esa autonomía tiene que conjugarse con la conciencia de la propia misión y la real vinculación con la Iglesia.
  • La dimensión comunitaria de la Iglesia refuerza el paso de una mera comunidad académica a una auténtica comunidad universitaria, en la que es deseable que directivos, profesores, alumnos y personal no docente encuentren especiales vínculos de unión en la común dedicación a la tarea universitaria y en la aceptación de los valores evangélicos. Consecuentemente ha de traducirse en un particular clima de libertad, respeto y estima mutuos, diálogo sincero y consciente corresponsabilidad.

Consecuencias personales y colectivas

Queriendo ser coherente con todas las premisas y conclusiones anteriores, COMILLAS, en sus relaciones internas, preconiza para

Los alumnos

  • La apertura más amplia posible a todos, facilitada por un amplio sistema de becas y créditos personales.
  • Una exigencia permanente en el estudio, pero también sentido de la propia responsabilidad. El alumno es el principal artífice de su propia formación.
  • Una atención personalizada apoyada en el trato directo con los profesores y en el seguimiento personal.
  • Un talante personal de autotransformación para ser agentes de cambio en la sociedad y para crear y promover nuevas actividades empresariales, económicas y sociales. Cualquier profesión ha de ser vista como un servicio a los demás y una oportunidad de promocionar la justicia. COMILLAS considera un obstáculo para este objetivo el afán exclusivo de asegurar, con el ingreso en la Universidad, un futuro empleo en el mercado laboral.

Los profesores

  • Autonomía académica y libertad de cátedra, apoyadas en una profesionalidad probada y una formación permanente.
  • El reconocimiento social y económico de su importante tarea y la correlativa responsabilidad en el desempeño de la misma.
  • Identificación con la misión universitaria de COMILLAS, que alcanza su nivel mínimo en el reconocimiento y respeto de esa misión y que pueda manifestarse en acciones conjuntas académicas y de otro tipo, que den apoyo a la misma.
  • Selección, formación en la misión universitaria, apertura a la interdisciplinariedad y trabajo en equipo. Mentalidad de máxima dedicación posible a la Universidad.

Todos los que colaboran en la universidad

Son invitados a compartir la conciencia de que el trabajo conjunto, la sincera colaboración y la corresponsabilidad constituyen un deber solidario y un enriquecimiento mutuo. Esta conciencia se manifiesta en el máximo aprecio de la autoridad moral que nace de la competencia profesional y del testimonio de vida, y en la evaluación conjunta y permanente de todo el quehacer universitario, de la propia misión y de su adaptación a los signos y retos de los tiempos.

Renovación permanente

COMILLAS es consciente de que no ha llegado ni llegará plenamente a todas las metas de su misión universitaria y quiere hacer declaración expresa de esta limitación intrínseca a toda institución educativa. Afirma, al mismo tiempo, su voluntad de renovación continua y de estar siempre a la escucha de las realidades, problemas y demandas del hombre, de la sociedad y de la Iglesia.

comillas nodiscriminacion
Manifestación de no discriminación

(Aprobada por la Junta de Gobierno en la sesión celebrada el 28 de marzo de 2011)

La Universidad Pontificia Comillas, en el cumplimiento de sus fines y compromisos, recogidos en el Título Preliminar de los Estatutos Generales de la Universidad, velará para que en todas sus normas y actuaciones no se produzca discriminación alguna por razón de nacimiento, origen racial o étnico, sexo, religión, convicción u opinión, edad, discapacidad, orientación o identidad sexual, enfermedad, lengua o cualquier otra condición o circunstancia personal o social, orientando la actividad universitaria hacia el respeto de los derechos humanos, el progreso social, la cultura de la paz, el respeto al medio ambiente y el desarrollo sostenible.

La Universidad Pontificia Comillas arbitrará las medidas necesarias para establecer los procedimientos e instrumentos que permitan erradicar y prevenir las conductas o situaciones que resulten contrarias a cualquiera de los derechos fundamentales y procurará una presencia equilibrada de varones y mujeres en todos sus órganos de decisión.

Estructura de Gobierno

01. Gobierno Supremo de la Universidad

Estructura de Gobierno

Patrono de la Universidad

SU SANTIDAD FRANCISCO, ejerce su patronazgo por medio del Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Renzo Fratini Arzobispo Titular de Botriana Nuncio Apostólico en España

Gran Canciller

M. R. P. Adolfo Nicolás Pachón, SJ, Prepósito General de la Compañía de Jesús

Vice-Gran Canciller

R.P. Francisco José Ruiz Pérez, SJ, Provincial de España

Consejo Superior de la Universidad

Presidido por el Vice-Gran Canciller de la Universidad, tiene como misión: asistirle en el ejercicio de sus funciones, garantizar el cumplimiento de los fines institucionales de la Universidad y ayudar a su sostenimiento.

Lo constituyen:

  • Provincial de España, Vice-Gran Canciller: R.P. Francisco José Ruiz Pérez, SJ
  • Presidente: Rector de la Universidad : P. Julio Luis Martínez Martínez, SJ
  • Rector del Colegio-Residencia de Profesores de Cantoblanco: P. Guillermo Giménez Gallego SJ
  • Rector del Colegio de Profesores de Alberto Aguilera:P. Francisco Ramírez Fueyo, SJ
02. Equipo de Gobierno
Rector Magnífico

Dr. D. Julio Luis Martínez Martínez, SJ

Vicerrector de Ordenación Académica y Profesorado

Dr. D. Antonio Obregón García

Vicerrector de Investigación e Internacionalización

Dr. D. Pedro Linares Llamas

Vicerrectora de Servicios a la Comunidad Universitaria y Estudiantes

Dra. Dª. Ana García-Mina Freire

Director General para Asuntos Económicos

D. Benjamín Estévez de Cominges

Secretaria General

Dra. Dª. Clara Martínez García

03. Junta de Gobierno
Rector Magnífico

Dr. D. Julio Luis Martínez Martínez, SJ

Vicerrector de Ordenación Académica y Profesorado

Dr. D. Antonio Obregón García

Vicerrector de Investigación e Internacionalización

Dr. D. Pedro Linares Llamas

Vicerrectora de Servicios a la Comunidad Universitaria y Estudiantes

Dra. Dª. Ana García-Mina Freire

Director General para Asuntos Económicos

D. Benjamín Estévez de Cominges

Secretaria General

Dra. Dª. Clara Martínez García

Decanos de Facultades y Directores de Escuelas e Instituto
  • Facultad de Teología y Facultad de Derecho Canónico: Dr. D. Gabino Uríbarri Bilbao, SJ
  • Facultad de Ciencias Humanas y Sociales: Dra. Dª. Belén Urosa Sanz
  • Escuela Técnica Superior de Ingeniería: Dr. D. Mariano Ventosa Rodríguez
  • Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales: Dr. D. Alfredo Arahuetes García
  • Facultad de Derecho: Dr. D. Íñigo A. Navarro Mendizábal
  • Escuela Universitaria de Enfermería y Fisioterapia: Dra. D.ª Rosa M.ª Fernández Ayuso
Representantes de los Alumnos
  • Delegado de Alumnos: D. Jaime Sémelas García-Urgelés
  • Subdelegado de Alumnos: D. Pedro Galindo Fernández-Corredor

Decanato

Decano

D. Enrique Sanz Giménez-Rico

Vicedecano

D. Pedro Rodríguez Panizo

Secretaria

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Departamentos

Departamento de Teología Dogmática y Fundamental

Director

D. Pedro Fernández Castelao

Departamento de Sagrada Escritura e Historia de la Iglesia

Director

D. Francisco Ramírez Fueyo, S.J.

Departamento de Teología Moral y Praxis de la vida Cristiana

Director

D. José García de Castro Valdés S.J.

Institutos

Instituto Universitario de Espiritualidad

Director

D. Luis María García Domínguez

Director del Máster en Espiritualidad Ignaciana

D. José García de Castro Valdés

Cátedras

Coordinadores

Coordinadora de los Programas de Doctorado de las Facultades de Teología y Derecho Canónico

Dª. María Elisa Estévez López

Coordinador de Extensión Teológica y Pensamiento Social Cristiano

D. José Manuel Aparicio Malo

Coordinador/a de Relaciones Institucionales e Internacionales

Dª. Marta García Fernández, HNSC

Coordinadoras de Comunicación y Promoción de la Facultad de Teología

Dª. Nurya Martínez-Gayol Fernández

Como Rector de la Universidad Pontificia Comillas, y en nombre de toda la comunidad universitaria, quiero saludar y dar la bienvenida a todos los que están interesados en conocernos y lo hacen a través de nuestra web. Mi deseo es que puedan encontrar la información que buscan y que ese primer acercamiento les genere el deseo de conocernos mejor. En nuestro espacio virtual tienen muchas cosas: nuestro modelo de educación y nuestra historia, nuestra organización y nuestra oferta de estudios, nuestros proyectos de investigación, actividades y servicios...

Comillas es una Universidad de la Iglesia, dirigida desde hace más de un siglo por la Compañía de Jesús, la institución privada que cuenta con más universidades en el mundo. En nuestra misión universitaria, siempre hemos sabido conjugar la experiencia educativa que nos proporciona nuestra tradición, con la actualización continua que los cambios sociales exigen. Para nosotros es crucial estar abiertos a la sociedad; en las difíciles circunstancias que nos toca vivir, hoy más que nunca, es imprescindible la buena comunicación entre la universidad y la sociedad. Por eso Comillas trabaja en constante e intensa relación con organizaciones empresariales, profesionales y sociales.

Me atrevo a decir que entre los pilares de nuestra propuesta educativa destacan: el rigor académico, la atención a cada alumno unida a una formación integral con una conciencia social avanzada, la excelente preparación para el desempeño profesional, la internacionalización y una idea de investigación orientada a la innovación y el retorno social. Todo ello desde el horizonte de sentido que da el humanismo cristiano, con la honda preocupación dirigida a que la sociedad sea cada vez más desarrollada, más justa y más fraterna. Somos una institución de grandes deseos y valores.

Gracias por interesarse por nosotros.

Julio Luis Martínez, SJ
Rector de la Universidad Pontificia Comillas

El Seminario y la Universidad Pontificia de Comillas

pres hist1

Acogiendo los proyectos fundacionales de los Excelentísimos Señores D. Antonio López y López y de su hijo D. Claudio López Brú, primero y segundo Marqués de Comillas, respectivamente, Su Santidad León XIII erigió en la Villa de Comillas (Cantabria), mediante el Breve "Sempiternam Dominici Gregis", de 16 de diciembre de 1890, un Seminario para la formación de candidatos al sacerdocio, procedentes de todas las diócesis españolas y de las hispanoamericanas y de Filipinas.
Este hecho, la rigurosa organización interna y elevado nivel de sus estudios y la consideración explícita de la Santa Sede documentable desde los primeros momentos, otorgan a la institución comillense carácter y rango universitario.

Catorce años después de su fundación, el Papa San Pio X concede al Seminario Pontificio de Comillas, por medio del Decreto "Praeclaris honoris argumentas", de la Sagrada Congregación de Estudios, de 19 de marzo de 1904, la facultad de conferir grados académicos en Filosofía, Teología y Derecho Canónico a los alumnos que en él hubieran cursado sus estudios.

En los comienzos de los años sesenta, el representante de la Santa Sede en España, como alto Patrono de la Institución, en nombre del Santo Padre, sugiere la conveniencia del traslado de la Universidad desde Comillas a Madrid e impulsa la realización de este proyecto, con la intención de ampliar el influjo de aquélla en la formación actualizada de los candidatos al sacerdocio y ofrecer la posibilidad de que los seglares cristianos se beneficiaran también del estudio de las ciencias eclesiásticas y de otras relacionadas con ellas. Autorizado y refrendado por la Santa Sede, y personalmente por Su Santidad Pablo VI, en la carta de 24 de enero de 1969 dirigida al Gran Canciller, y aceptado por la Conferencia Episcopal Española, dicho traslado se realiza gradualmente.

De acuerdo con ellos, la Universidad abrió sus aulas a todo tipo de alumnos; hecho que, con la aprobación de la mencionada Sagrada Congregación, condujo a la configuración de la antigua Facultad de Filosofía como Facultad de Filosofía y Letras, incluyendo, además de los estudios de Filosofía, estudios no eclesiásticos de Psicología y de Ciencias de la Educación.

El Estado Español, por Real Decreto 719/1977 de 18 de febrero, reconoce plenos efectos civiles a todos los estudios de la Facultad de Filosofía y Letras, en aplicación del convenio suscrito con la Santa Sede el 5 de abril de 1962.

Desde esta época coexisten, pues, estudios eclesiásticos y no eclesiásticos en la Universidad y sus finalidades institucionales originarias, sin perder la vigencia que a lo largo de los años habían logrado, se ven ampliadas con nuevas tareas académicas y formativas.

El Instituto Católico de Artes e industrias (ICAI)

El Instituto Católico de Artes e Industrias (ICAI) de Madrid, por su parte, tiene su origen en una Escuela de Mecánica y Electricidad que se inicia en 1908. Su objeto era formar cristiana y técnicamente al personal que trabaja en las fábricas de esta especialidad. Muy pronto, el P. Agustín Pérez del Pulgar comprendió la necesidad de complementar aquellas enseñanzas a nivel de Ingeniería Superior, manteniendo abierto a ella el camino para los más dotados de entre los alumnos que constituyeron su núcleo inicial, en un claro objetivo de promoción profesional y humana.

Así surgió la denominada Escuela de Ingenieros Electromecánicos del ICAI, con sus especialidades de Ingenieros Superiores Montadores y, posteriormente, de Ayudante de Ingeniero.

Los logros alcanzados por el Instituto y la alta calidad de sus enseñanzas fueron finalmente reconocidos por el Estado Español, por Decreto 10 de agosto de 1950 y posterior Ley de 20 de julio de 1957, otorgando validez civil a los estudios cursados en él.

Por este mismo tiempo se preparan nuevas incorporaciones al complejo universitario de ICAI. Desde 1956 desarrollaba sus actividades, al amparo del Colegio Universitario del Buen Consejo, un Seminario Técnico de Dirección de Empresas. Limitado en un principio a la formación especializada de postgraduados para el acceso a puestos directivos de las empresas, pasa a formar parte del Instituto en 1960, incorporando en su nueva modalidad la carrera universitaria de Ciencias Empresariales, simultaneada en alguna de sus especialidades con la de Derecho (ICADE).

Incorporación de los Estudios Universitarios de ICAI-ICADE a Comillas

La proximidad de ambas instituciones en Madrid, el hecho de estar las dos regentadas por la Compañía de Jesús y la complementariedad de los estudios cursados en ellas, suscitaron la idea de su unión, mediante la incorporación de los estudios universitarios cursados en ICAI-ICADE a la Universidad Pontificia Comillas. Así, estos estudios podrían obtener el status jurídico académico correspondiente a su realidad y, por el mismo medio, el reconocimiento de efectos civiles por parte del Estado.

Pero, sobre todo, se podría configurar así un Centro Universitario suficientemente rico y diversificado, para poder cumplir, mejor que cada una de las dos instituciones separadas, las funciones propias de la institución universitaria. De modo particular, se podría hacer convivir en él estudios de carácter técnico, económico, jurídico, humanístico y teológico, de forma que cada uno de ellos reciba y asimile las aportaciones y los cuestionamientos que proceden de los otros, en una aproximación marcadamente interdisciplinar a los problemas actuales, en consonancia con la búsqueda del sentido global, tan acentuada en el hombre de hoy.

Llegados a un acuerdo los órganos de gobierno de ambas instituciones y las autoridades académicas responsables de las mismas, se solicitó a la Sagrada Congregación para la Educación Católica la erección canónica de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales, de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales (Sección de Empresariales), de la Facultad de Derecho y de la Escuela Universitaria de Ingeniería Técnica Industrial, a partir de los antiguos centros universitarios de ICAI-ICADE, y su incorporación a la Universidad Pontificia Comillas.

Sendos Decretos de la Sagrada Congregación, de 20 de junio de 1978, realizaron la erección canónica y la incorporación solicitadas, y, sobre esta base, el Estado Español reconoció plenos efectos civiles a los estudios cursados en las mencionadas Escuelas y Facultades, por Real Decreto 1610/1979, de 4 de abril, de conformidad con lo establecido en el Convenio entre la Santa Sede y el Gobierno Español el 5 de abril de 1962.

Los nuevos Estatutos Generales de la Universidad, presentados a la aprobación de la Santa Congregación para la Educación Católica, cuya aplicación fue autorizada por el Gran Canciller el 16 de septiembre de 1979 y definitivamente aprobada por la Santa Sede el 15 de febrero de 1986, pretenden posibilitar una dirección gradualmente unitaria y, en la medida conveniente, internamente diversificada, de la misma, y favorecer su respuesta efectiva a las exigencias de su nueva situación, mediante la prestación de un servicio cualificado, auténticamente universitario, en bien de la Iglesia y de la sociedad.

En 1982 la Universidad integra plenamente entre sus Centros la Escuela de Asistentes Sociales San Vicente de Paúl, erigida canónicamente en 1957 y reconocida oficialmente por Decreto de 20 de abril de 1964, y la transforma, al amparo de la legislación vigente, en Escuela Universitaria de Trabajo Social. Por R.D. de 26 de octubre de 1983 (BOE de 2 de diciembre de 1983), se reconoce la validez civil de sus estudios.

Por sendos Decretos de la Sagrada Congregación para la Educación Católica, de fecha 23 de septiembre de 1988, se erigen canónicamente en la Universidad, como nuevos Centros, la Escuela Universitaria de Informática, especialidad de Gestión y la Escuela Universitaria de Enfermería "San Juan de Dios". Por sendos Reales Decretos de 12 de abril de 1991 (BOE 20 de abril) se reconoce la validez civil de sus estudios.

En los últimos años, nuevos Centros de estudio e investigación se han ido incorporando al cuadro de la Universidad, por transformación de Institutos Universitarios de estudios (como el Instituto Universitario de Administración y Dirección de Empresas, 1981, cuya misión fundamental era el estudio de la empresa y el desarrollo de la ciencia de la dirección y administración de empresas investigando y difundiendo los conocimientos a través de la docencia con un sentido integrador de los elementos humanos, económicos, jurídicos y técnicos y con una orientación ética y cristiana; el Instituto Universitario de Idiomas Modernos, 1981), o creados para atención de necesidades académicas surgidas (como el Instituto Universitario de Ciencias de la Educación, 1982; el Instituto Universitario de Matrimonio y Familia, 1984; el Instituto Universitario de Espiritualidad, 1982; el Instituto Universitario de Práctica Jurídica, 1983), o, finalmente, para el fomento de la investigación en áreas concretas como el Instituto de Investigación Tecnológica, 1984; el Instituto Universitario de Investigación sobre Liberalismo, Krausismo y Masonería, 1990; el Departamento Interfacultativo de Sociología, 1991, y el Instituto Universitario de Estudios sobre Migraciones, 1994.

Asimismo, han sido aprobados los nuevos planes de estudios de licenciaturas de Filosofía y Pedagogía, R.D. 1023/1993, BOE 16-7, y Psicología, O.M. 5 de marzo 1993, BOE 9-4 dentro de la Facultad de Filosofía y Letras; de Ingeniero Industrial, aprobado por O.M. 12-2-96 BOE 23-2, las diplomaturas de Trabajo Social, de la E.U. de Trabajo Social San Vicente de Paúl, de Enfermería de la E.U. de enfermería San Juan de Dios O. M. 5 marzo 1993 BOE 9-4 la licenciatura en Derecho y aprobado por O.M. el 3 de diciembre de 1993, BOE 1-94 y el nuevo plan de estudios de Ingeniero Industrial O.M. 12-02-96 y de Ingeniero Técnico Industrial con las especialidades de Mecánica y Electricidad O.M. 12-2-96.

Igualmente se reconocen efectos civiles a los estudios de Psicopedagogía y Traducción e Interpretación (R.D. 1023/1993, BOE 16-7) dentro de la Facultad de Filosofía y Letras; la Diplomatura de Fisioterapia, dentro de la E.U. de Enfermería San Juan de Dios, (R.D. 1630/1993, BOE 27-9, y la de Ingeniería Técnica en Informática de Gestión O.M. 30 de agosto 1993, BOE 18-11 de la E.U. de Informática, y las licenciaturas en Administración y Dirección de Empresa, la licenciatura en Investigación y Técnicas de Mercado y en Ciencias Actuariales y Financieras, R.D. 2161/1994 de 4 de noviembre de 1994, BOE 21-12. Ingeniería en Automática y Electrónica Industrial, Ingeniería de Organización Industrial e Ingeniería en Informática de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales (ICAI). y los estudios de Ingeniería Técnica Industrial con la especialidad en Electrónica Industrial, de la Escuela Universitaria de Ingeniería Técnica Industrial (ICAI), aprobados por R.D. 2562/1996 13-12-96, BOE 17-01 y el reconocimiento del título eclesiástico de Bachiller en Teología como equivalente a la Licenciatura civil de Estudios Eclesiásticos, y los efectos civiles de la Licenciatura en Teología (1995)

En 1997 el Instituto de Postgrado y Formación Continua ICAI-ICADE recoge la tarea realizada durante 40 años por el anterior instituto en el área de la administración y dirección de empresas, ampliándola a los campos de las ciencias humanas, la ingeniería y el derecho.

 

Proyecto educativo de la Universidad Pontificia Comillas

Con motivo de la revisión de los nuevos planes de estudio, que ya se ha empezado a llevar a cabo en las Facultades y Escuelas, se inició un proceso de reflexión sobre la misión de COMILLAS como institución educativa de la Compañía de Jesús y sobre la mejora y el control de la calidad de su enseñanza como factor de diferenciación frente a otras opciones universitarias.

Dentro de este proceso y con la pretensión de poder formular lo que pudiera ser un proyecto educativo de COMILLAS -que permitiera a su vez servir de inspiración para establecer algunos criterios en la revisión de los planes de estudio-, el Rector de la Universidad designó a finales de 1995 una Comisión compuesta por órganos de gobierno y profesores de la Universidad. Desde entonces y a lo largo de todo el año 1996 esta Comisión se reunió en varias sesiones para reflexionar sobre:

  • El diseño del proyecto educativo de COMILLAS, orientado hacia una formación general complementaria de la específica de cada carrera, que suponga un rasgo o sello distintivo de nuestra Universidad.
  • La formación integral de la persona dentro de nuestra Universidad más allá de lo estrictamente profesional y de la mera transmisión de conocimientos.
  • El estilo de COMILLAS como institución, sus objetivos y su pedagogía, en relación con las enseñanzas que ofrece conducentes a un título de Licenciado, Ingeniero, Diplomado, Ingeniero Técnico o a un título propio equivalente.

Una doble preocupación estuvo presente en las discusiones de la Comisión: por una parte, algunas cuestiones relacionadas con la calidad, que se traducen tanto en aspectos metodológicos y docentes como en aspectos más estructurales relacionados sobre todo con las titulaciones que se imparten, los ciclos que las componen, las asignaturas obligatorias, optativas y de libre elección, los posibles nuevos estudios o la enseñanza de idiomas. Por otra parte, los valores que se transmiten en nuestra Universidad, en aspectos relacionados con la formación humana y social, la promoción de la justicia y la relación entre la fe cristiana y las culturas contemporáneas.

La Junta de Gobierno de la Universidad en sesión ordinaria celebrada el día 30 de marzo de 1998 acuerda aceptar los resultados y conclusiones de los trabajos de aquella Comisión aprobándolos como:

PROYECTO EDUCATIVO DE LA UNIVERSIDAD PONTIFICIA COMILLAS

Aprobado por la Junta de Gobierno en la sesión celebrada el 30 de marzo de 1998)

COMILLAS, en el contexto de la misión propia de una institución de la Compañía de Jesús, se propone como objetivo lograr la formación superior más adecuada para la educación integral de una persona que vive en el tiempo y la sociedad actuales. El logro de este objetivo ha de tener en consideración cuatro ámbitos:

  • los procesos de aprendizaje que constituyen esa formación superior.
  • Las características de la educación integral, que atienda a todas las dimensiones de la persona y relacione la formación cultural con los valores morales.
  • El contexto de la misión actual de la Compañía de Jesús como referencia obligada.
  • El profesorado que constituye el cauce pedagógico fundamental en la aplicación de un proyecto educativo.
1. ENSEÑANZA Y APRENDIZAJE EN LA FORMACIÓN SUPERIOR

La calidad de la formación se puede entender como la calidad del estudiante que resulta del proceso de enseñanza y aprendizaje, proceso en el que este último tendrá que ir desplazando progresivamente a aquella otra. Podríamos decir que la calidad de la enseñanza se refleja en la calidad del enseñado. En esta calidad influyen muchas variables, comenzando por el mismo estudiante que cada vez ha de ser más responsable de su propio aprendizaje pues él es el principal artífice de su propia formación. Sin embargo, una variable muy importante es la calidad del profesor, no solamente en relación con su formación profesional y científica, sino también en lo que se refiere a sus habilidades docentes y a sus actitudes y cualidades humanas. La calidad del aprendizaje del alumno depende en buena medida de cómo estudia y de cómo trabaja (no solamente de qué estudia), que a su vez depende de la habilidad docente del profesor y de su capacidad de guía y tutor. Estas habilidades, verdaderamente complejas, constituyen una parte importante de la cualificación profesional de los profesores universitarios y se ponen en práctica en momentos y contextos diferentes.

1.1. Programación y coordinación

1.1.1. A partir de los objetivos generales de la titulación y del correspondiente plan de estudios así como del perfil del titulado que se quiere formar, que han de estar muy bien definidos, el profesor de una asignatura, en el seno del departamento o área de conocimiento, debe hacer explícitos cuatro aspectos fundamentales:

a) Los objetivos que desea que los estudiantes alcancen:

- En qué se van a modificar las capacidades actuales de sus alumnos por el hecho de cursar la asignatura.

- Cuáles son sus prioridades y, en función de ellas, qué metas se propone.

- Qué parte de tales metas, en su caso, considera irrenunciables o básicas y deben ser alcanzadas por todos los alumnos.

- Qué partes podrían considerarse opcionales o de excelencia.

b) Los bloques de programa y el contenido de los temas que integran esos bloques. La organización interna de estos contenidos permitirá disponer de un criterio para tomar decisiones de ampliar o, en caso necesario, recortar contenidos, para ajustar la materia al desarrollo del curso, al aprendizaje de los estudiantes y al tiempo disponible.

c) El calendario de desarrollo del curso, la metodología de enseñanza y aprendizaje y los materiales: libros de consulta, materiales complementarios, prácticas, actividades fuera del aula que se van a emplear.

d) Los criterios de evaluación: en qué medida, para superar la asignatura, determinados objetivos y contenidos tienen que ser alcanzados por los estudiantes, tanto para poder proseguir después otras materias posteriores como para ejercer con eficacia las capacidades que se desarrollan con el aprendizaje de la asignatura en cuestión.

Esto lleva hacia la conveniencia de elaborar un programa de la asignatura que sea algo más que una lista de temas a presentar tanto a otros colegas como al Decano o Director, y que contenga una distribución de tiempos y algunas previsiones de evaluación.

1.1.2. Además, son muy importantes los aspectos de coordinación:

a) tanto la coordinación vertical, que se refiere a la progresión de los estudios a lo largo de la carrera y que es responsabilidad del Jefe de Estudios de la titulación y de los departamentos y áreas de conocimiento,

b) y la necesaria homogeneidad del desarrollo de aquellas asignaturas idénticas que se dan por distintos profesores en distintos grupos y cuya responsabilidad corresponde al departamento o área de conocimiento. Asimismo el departamento o área de conocimiento deben ser competentes para llegar a acuerdos entre el profesorado en lo que se refiere al uso de materiales didácticos y a la organización y desarrollo de las pruebas de evaluación. Las normas de funcionamiento de las asignaturas de cada departamento deben estar claramente establecidas y deben figurar en los programas los cuales han de estar publicados a tiempo,

c) como la coordinación horizontal, que se refiere al curso o al grupo y en la que necesariamente tendrá que intervenir también el tutor o coordinador de cada curso.

1.2. Metodología, tutoría y evaluación

1.2.1. Determinadas circunstancias pueden explicar que, en la metodología docente, se acuda aún frecuentemente a la lección magistral. Con todo, ésta debe en cualquier caso realizarse de tal manera que promueva la madurez mental e intelectual de los estudiantes, fomente su actividad en lugar de su pasividad, les impulse a consultar libros y fuentes originales, y sirva de mediación para alcanzar los conocimientos y las orientaciones a los que los estudiantes no llegarían fácilmente por sí solos. En orden a conseguir estos objetivos, es conveniente y recomendable combinarla con otros métodos de enseñanza.

De acuerdo con la experiencia pedagógica común, la eficacia del aprendizaje se multiplica cuanto más se abandona el recurso a la lección magistral para dar prioridad a una docencia centrada en la actividad de los alumnos. Al servicio de la misma convendrá favorecer el uso de medios como la preparación y exposición de temas o partes de ellos por los alumnos, la formación de grupos para facilitar el diálogo al interior de los mismos o con el profesor, la realización de tareas breves y específicas por algunos o por el conjunto de los alumnos, la utilización de las tecnologías de la información y la comunicación, particularmente en el área de los instrumentos magnéticos, informáticos y audiovisuales, la dinamización de la clase en el caso de existir un libro de texto o apuntes previamente editados, las lecturas debidamente seleccionadas y objeto de valoración individual y colectiva, y otros recursos similares.

1.2.2. La atención personal al alumno debe ser un rasgo distintivo de COMILLAS. Esta tarea viene facilitada por la existencia de grupos de tamaño reducido pero no es algo circunstancial ni un mero complemento metodológico. Es más, en la medida en que el acento se va a ir desplazando progresivamente cada vez más desde la enseñanza del profesor al aprendizaje del alumno, habrá que prestarle más atención. Es además nuestra respuesta al derecho de los alumnos al diagnóstico adecuado y a recibir una ayuda eficaz. Se apoya en la figura del tutor, pero debe contar con el compromiso de los profesores para realizar un seguimiento lo más individualizado posible del trabajo que los estudiantes van desarrollando en sus asignaturas respectivas y de los resultados que van obteniendo. Para ello habrá que dotarse de un sistema variado y eficaz de recogida de información para la evaluación en el que, con participación de los propios estudiantes, se garantice en todo momento que las dificultades que puedan surgir -al menos, las más graves o las que puedan hipotecar futuros aprendizajes- serán detectadas cuando todavía sea tiempo de tomar decisiones correctoras.

La supervisión de los grupos de alumnos se apoya en la coordinación entre los profesores de un mismo grupo, una coordinación horizontal que completa a la coordinación vertical. Mediante una convocatoria cuya responsabilidad corresponde al tutor coordinador del curso, es conveniente llevar a cabo diferentes encuentros a lo largo del curso entre los profesores mencionados, para coordinar la carga lectiva que dentro y fuera del aula se propone a los alumnos y para tener una visión de conjunto de los contenidos esenciales y de las diferentes alternativas metodológicas con las que habrán de tener contacto.

1.2.3. La evaluación, finalmente, está muy influida por el hecho de que los alumnos, casi sin excepción, estudian para responder a la pregunta planteada el día del examen. El alumno estudia en función de qué se evalúa y de cómo se evalúa. Si se ajusta la evaluación a los objetivos educativos previamente fijados, la mejora de la evaluación puede repercutir en la mejora de la calidad del estudio. Una buena referencia de la calidad de una universidad es ver qué tiene que hacer el alumno para sacar unas buenas notas.

La evaluación ha de ser predominantemente formativa, además de calificadora. No se trata sólo de informar al profesor y al alumno de los resultados obtenidos. Evaluación no es solamente calificación. Que sea formativa significa que permite saber tanto al profesor como al estudiante, fundamentalmente en qué punto del proceso de enseñanza y aprendizaje se está en un momento determinado. La evaluación hace posible conocer qué dificultades surgen para, a partir de ahí, considerar qué decisiones se pueden tomar para superar esas dificultades. Devolver información al estudiante es, por tanto, una tarea crucial.

2. CARACTERÍSTICAS DE LA EDUCACIÓN INTEGRAL

COMILLAS, como institución educativa, es consciente de que su función principal es formar a sus estudiantes como personas en y para la sociedad, enseñándoles a ser ellos mismos y a convivir con los demás y preparándoles para ejercer de forma crítica y competente una actividad profesional que se traduzca en un compromiso social. En suma, tiene que ofrecer una educación integral cuyas características fundamentales son:

2.1. Atender a todas las dimensiones de la persona, de forma que se ayude al asentamiento y plenitud del desarrollo de la propia persona y los estudiantes alcancen una integración personal de conocimientos conceptuales, destrezas y valores morales en todos los ámbitos de la vida: personal, familiar, social, profesional y religioso. La formación universitaria no debe limitarse sólo a la dimensión intelectual, sino que ha de alcanzar también a otras dimensiones de la persona, como la libertad, la voluntad, la autonomía moral, la sensibilidad humana, social, ética y estética, la responsabilidad o la disciplina personal.

2.2. Atender más a lo formativo que a lo informativo. En una sociedad de cambios rápidos no se puede formar sólo para la acumulación de conocimientos, sino fundamentalmente para capacitar al estudiante a hacer frente a las situaciones complejas y cambiantes que le va a deparar el mundo profesional y social. Por eso la formación de COMILLAS, sin descuidar los contenidos y la transmisión y adquisición de conocimientos, debe insistir cada vez más en la capacitación intelectual y metodológica, lo que supone una enseñanza más centrada en la capacidad de hacer cosas, en el juicio crítico, en el pensamiento reflexivo, en la argumentación correcta, en la capacidad de iniciativa, de curiosidad, de creatividad, de emprendimiento, de planificación o de trabajo en equipo.

2.3. Proporcionar una sólida y amplia formación cultural, que enmarque tanto los aspectos personales, familiares y sociales de la vida como la competencia profesional y que, asegurando la identidad cultural, capacite para la convivencia y el diálogo intercultural, el respeto mutuo, el diálogo interpersonal, la comprensión, la tolerancia y el pluralismo. Para ello será necesario proporcionar una buena preparación en materias básicas así como una oferta amplia, diversa y plural de actividades sociales, humanas, religiosas, culturales y deportivas, integradas en cuanto sea posible dentro del mismo desarrollo de las actividades académicas. COMILLAS debe procurar que sus estudiantes tengan una visión amplia y completa del mundo y una sólida cultura universitaria que vayan más allá de los meros conocimientos necesarios para el ejercicio de una profesión.

2.4. Perseguir una formación que trascienda la propia cultura, de tal modo que se capacite al estudiante para el diálogo intercultural, manifestado en el descubrimiento, respeto y aceptación de valores inherentes a otras culturas, con independencia de la nacionalidad y condición de las personas que las comparten.

2.5. Atender tanto a la formación profesional competente y de calidad como a la adquisición de una ética profesional. Al servicio de la primera se encuentran el aprendizaje de los conocimientos teóricos e instrumentales, destrezas y herramientas precisos para realizar las actividades propias de la profesión (entre ellos, el manejo de las técnicas informáticas y de comunicación y el dominio de idiomas), sin olvidar la iniciación en la investigación de las disciplinas correspondientes a esa cualificación profesional. En cuanto a la formación ética, comprende la asimilación de los principios y valores éticos que deben regir el ejercicio de la profesión. 2.6. Ofrecer en los planes de estudio materias que proporcionen una formación:

2.6.1. Teológica. Al ser uno de los fines institucionales de COMILLAS “servir de mediación institucional al diálogo y al encuentro entre las exigencias del ideal cristiano, expresado en el Evangelio, y las manifestaciones todas de la cultura” (Estatutos Generales, art. 1.2), los planes de estudio ofrecerán una “Introducción al Hecho Religioso” que proporcione a los estudiantes elementos de una formación básica en el terreno religioso y otras materias específicas de teología con las que se pretende ofrecer a nuestros estudiantes, en su mayoría cristianos, futuros profesionales y miembros de una sociedad plural, elementos:

a) De profundización en sus conocimientos de la doctrina cristiana, adecuándolos a las exigencias y demandas (culturales, intelectuales, psicológicas...) de su condición de universitarios.

b) De comprensión recíproca y diálogo entre la doctrina cristiana y los datos de las ciencias positivas y técnicas.

c) De formación que les permitan ejercer su profesión desde criterios concordes con su cristianismo y, en general, situarse en la sociedad desde el conocimiento y la afirmación conscientes de los valores cristianos.

2.6.2. Social. La formación social en COMILLAS ha de dirigirse a adquirir conciencia y responsabilidad acerca de lo que se hace y lo que ello representa para la sociedad. No ha de pretender solamente crear una atmósfera de preocupación social o por la justicia a través de asignaturas como Pensamiento Social Cristiano. Eso también es importante, pero la adquisición de actitudes estables en este terreno se apoya sobre todo en el conocimiento racional del entorno social, a lo que podrá contribuir la inclusión en los planes de estudio de materias como Análisis de la realidad social o una Sociología del respectivo saber o profesión.

2.6.3. Humanística. La orientación marcadamente especializada y profesionalizada de los estudios universitarios de nuestro tiempo, unida a la pretensión de COMILLAS de educar en valores y de formar a la persona misma y su carácter, reclama la inclusión en los planes de estudio de materias de corte formativo humanístico, relacionadas directamente con las respectivas enseñanzas (Historia del pensamiento jurídico o económico, por ejemplo) así como una oferta específica de asignaturas de Humanidades (Historia, Literatura, Arte, Medios de Comunicación, Epistemología,...) programada de forma cíclica y coordinada.

2.7. Proporcionar una dimensión práctica a las distintas enseñanzas que incluya tanto el complemento del caso práctico o del ensayo del laboratorio o taller como la realización de prácticas en empresas e instituciones a través de los correspondientes convenios de cooperación educativa, de modo que en la formación universitaria se inicie ya un acercamiento a la realidad social y profesional.

2.8. Fomentar las relaciones internacionales por la vía de intercambios.

2.9. Finalmente, preparar para la educación a lo largo de toda la vida, de modo que sus titulados puedan hacer frente, en un mundo en cambio continuo, a la novedad que surge tanto en la vida privada como en la profesional, lo cual se traduce en la necesidad de aprender a aprender.

3. El CONTEXTO DE LA MISIÓN ACTUAL DE LA COMPAÑÍA DE JESÚS COMO PUNTO DE REFERENCIA.

Convencida de que la función principal de una universidad es formar a sus estudiantes como personas en y para la sociedad y solidaria con la misión actual de toda institución de la Compañía de Jesús, COMILLAS asume como objetivo prioritario de su proyecto educativo el compromiso por la promoción de la justicia.

Esta opción pedagógica, de conformidad con lo proclamado en su Declaración Institucional, supone que los estudiantes que se formen en COMILLAS -a la que acceden por razones muy diversas, no necesariamente de identificación con su proyecto educativo- deben:

3.1. Ser educados en un sentido cualificado y ético de la profesión y en los valores sociales que COMILLAS entiende como fundamentales en una sociedad marcada por la injusticia: la búsqueda de la justicia y de la paz, el respeto de los derechos humanos, la disponibilidad, el servicio fraterno y efectivo a la persona humana y a la comunidad y la solidaridad con los más necesitados.

3.2. Escuchar continuamente la llamada a ser hombres y mujeres para los demás y tener un talante personal de autotransformación para ser agentes de cambio en la sociedad y para crear y promover nuevas actividades empresariales, económicas y sociales.

Cualquier profesión ha de ser vista como un servicio a los demás y una oportunidad de promocionar la justicia. COMILLAS considera un obstáculo para este objetivo el afán exclusivo de asegurar, con el ingreso en la Universidad, un futuro empleo en el mercado laboral.

3.3. Adquirir una dimensión internacional e intercultural del ejercicio de la propia profesión, de tal forma que cualquier grupo humano pueda y deba ser considerado beneficiario del fomento de los valores referidos en los dos apartados anteriores.

4. PROFESORADO

Finalmente, hay que hacer énfasis en la importancia decisiva que tiene el profesorado en la aplicación de un proyecto educativo, pues la labor diaria de los profesores constituye el cauce pedagógico fundamental y en buena medida la calidad del aprendizaje del alumno depende de las actitudes y habilidades docentes del profesor.

En una institución como COMILLAS que aspira a educar en valores y a formar integralmente a la persona es decisiva la identificación de su profesorado -al menos de un núcleo importante y significativo- con su Declaración Institucional, su Proyecto Educativo y su orden de valores. En este modelo educativo también son muy importantes las actitudes y cualidades humanas del profesorado.

Por ello en la selección y promoción del profesorado habrá que atender no sólo a los conocimientos científicos y trayectoria investigadora en la correspondiente área de conocimiento sino también a sus actitudes y cualidades humanas para inculcar valores y a sus habilidades docentes para ayudar a los estudiantes en su aprendizaje.

Pero no hay que atender sólo a la selección y promoción. Es decisiva asimismo la formación del profesorado, tanto inicial como permanente. Una formación que ha de apoyarse, además de en una oferta variada de cursos por parte de la institución (de contenido científico, metodológico, de utilización de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación aplicadas a la educación, de evaluación, etc.), en la progresiva identificación y asimilación de la misión y proyecto educativo de COMILLAS, en la conciencia de la importancia de mejorar sus habilidades docentes y de la repercusión que ello tiene en la calidad de la enseñanza y en la convicción de que el punto de partida más fructífero actualmente conocido para la mejora docente es la reflexión sobre la propia actividad que se realiza dentro de las aulas. Sólo de esta manera podrá COMILLAS contar con un profesorado que sea capaz de aplicar su proyecto educativo con competencia científica y profesionalidad, de desarrollar su tarea en coordinación y buena convivencia con el resto de sus compañeros y de hacer de guías y tutores del aprendizaje de los estudiantes.

Manual de Identidad corporativa

El nuevo Manual de Identidad Corporativa de la Universidad Pontificia Comillas, aprobado por la Junta de Gobierno en su sesión de 21 de diciembre de 2009, es el compendio de normas que regulan el correcto uso de la imagen y la identidad corporativa de nuestra universidad en sus diferentes aplicaciones, por lo que es imprescindible y obligatorio su uso por parte de toda la comunidad universitaria.

Para facilitar su conocimiento y aplicación, el texto completo del manual y las plantillas correspondientes están a disposición del profesorado y el personal de administración y servicios en este enlace.

Para general información, en esta página se ofrece un resumen de los elementos y normas esenciales del manual.

Resumen del Manual de Identidad Corporativa de la Universidad Pontificia Comillas

OFICINA DE COMUNICACIÓN DE LA UNIVERSIDAD PONTIFICIA COMILLAS

C/ Alberto Aguilera, 21. 28015 Madrid

Javier Laquidain - Director de Comunicación
Directo : 91 540 62 56
Centralita: 91 542 28 00 (ext. 2886).
Móvil: 610 472 994
Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Rosa Mª Carrascosa Alaminos
Directo : 91 540 62 56
Centralita: 91 542 28 00 (ext. 2475)
Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Lucía Tornero González
Directo: 91 540 62 56
Centralita: 91 542 28 00 (ext. 6256).
Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

La Oficina de Comunicación forma parte del Servicio de Marketing Corporativo de la Universidad Pontificia Comillas.

Revista Comillas Número 80 Noviembre 2013

Edita

Servicio de Marketing Corporativo de la Universidad Pontificia Comillas.

Director

Javier Laquidain.

Redacción

Rosa Mª Carrascosa.
Lucía Tornero

Consejo de Redacción

Silvia Bara Bancel
Santiago Cano Casanova
María Victoria García Mellado
María del Carmen Jiménez Bermejo 
Magdalena Martínez Pérez
Begoña Pérez de Lema
Marta Ramos Aguilar
María José Rodriguez Vela 
Nadia Rodriguez Ortega
José Antonio Rufo Castro 
Abel Veiga Copo

C/Alberto Aguilera, 21
28015 Madrid.
Tel.: 91 540 62 56
Fax 91 548 45 12
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Situación

C. Alberto Aguilera, 23
28015 Madrid
Tel.: 91 542 28 00  Fax: 91 559 65 69

Ver mapa en google Maps

Transporte

Metro: Argüelles, San Bernardo, Ventura Rodríguez.
Autobuses (EMT): Líneas 1,2,21,44,74,133,C Consultar detalles

Accesibilidad:

  • Rampa de acceso al edificio
  • Baños
  • Acceso por ascensor especial a cafetería, gimnasio, fisioterapeuta,..etc

Centros

Sede de Cantoblanco

Situación

C. Universidad Pontificia Comillas, 3-5
28049. Madrid
Tel.: 91 734 39 50 Fax: 91 734 45 70
Ver mapa en google maps

Transporte

Tren de cercanías: Universidad Pontificia Comillas
Autobuses: Líneas 714, 827, 827A, 828 Consultar detalles

Accesibilidad:

Centros docentes


al

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información acerca de la configuración y el uso de cookies visite nuestra Política de Cookies.